Fotografía etimológicamente significa pintar/escribir con luz, nuestro lapiz/pincel es la luz, pero, ¿cuál es nuestro lienzo?, algún material fotosensible, una película, fotodiodos de un sensor, etc, algún tipo de superficie que reaccione a la luz.

Con lo anterior podemos entender la importancia de la exposición, la exposición es la cantidad de luz que llega hasta el material fotosensible para formar una imagen.

Subexposición y sobreexposición

Si has decidido sumergirte en el mundo de la fotografía estos son dos palabras que escuchas mucho de ahora en adelante. Cuando la cantidad de luz que se deja pasar es poca para que se pueda capturar la imagen se dice que la imagen está subexpuesta pero si el por contrario dejas pasar más luz de la necesaria el material fotosensible se satura, en esté caso tampoco la imagen se captura correctamente, se habla entones de imagen sobreexpuesta.

Imagen subexpuesta, bien expuesta y sobreexpuesta

Como vemos en la imagen y habremos inferido, si existen formas incorrectas/ineficientes de exponer es lógico suponer que también hay una forma correcta de hacerlo, pero, ¿cómo se consigue?.

Tiempo, Apertura, ISO

Estás son las herramientas con las que contamos en cualquier cámara en la actualidad para controlar la cantidad de luz que llega a nuestro sensor (cámaras digitales), no son independientes sino que se afectan unos a los otros.

Triangulo de la exposición

En la imagen de arriba se explica como es la relación entre estas tres variables, para explicarlo de forma rápida, cada lado corresponde a uno de estos mecanismos y que en la medida que uno de los valores crece (se mueve en dirección a la manecillas del reloj) los otros dos deben alejarse de él, es decir, moverse hacía el vértice apuesto de ese lado, para poder conservar la misma exposición.

Tiempo o Velocidad

Cómo te habrás imaginado una de las formas para controlar el paso de luz es restringir a voluntad el tiempo que el sensor permanece expuesta a la misma. El obturador es el mecanismo que se encarga de esto, es como una compuerta que se abre por un periodo de tiempo y luego se cierra y no deja pasar luz, el tiempo que tarda en hacer el recorrido de apertura y cierre se conoce como velocidad de obturación. Se expresa en fracciones de hasta 1/8000 de segundo (dependiendo tu cámara) hasta 30 segundos o incluso indefinido siendo el usuario de la cámara el que determine con una segunda pulsación cuando acaba el tiempo de obturación, repito, esto dependiendo de el modelo de tu cámara.

En cuanto a la obturación, existe tanto mecánica como electrónica, pero de eso hablaré en otro artículo.

Congelar movimientos o pintar con luz

Las velocidades de obturación muy altas son útiles para congelar movimientos (como en la primera imagen), por el contrario las obturaciones lentas son útiles cuando queremos plasmar ese movimiento como cuando pintamos con luz (segunda imagen).

Fotos movidas o trepidadas

Un consejo para que tus imágenes no salgan movidas es aumentar la velocidad de obturación, ¿qué tanto?, pues una referencia es la regla del inverso de la focal, es decir, si tu lente es un 50mm no dispares a menos de 1/50, o si usas un 200mm no dispares a menos de 1/200.

Apertura

La apertura se refiere al orificio por el cual entra la luz. En las cámaras digitales esta apertura es variable y se controla por medio de una compuerta llamada diafragma que se compone de varias aspas que al girar cambian el tamaño de la apertura.

La apertura como una fracción entre la distancia focal que se encuentra denotada con una f y el diámetro de apertura que es numero que acompaña a la f, por ejemplo. f/2 o f/16, también puede expresarse de la forma (más común) 1:2 o f:16, respectivamente.

Algo importante a mencionar es que la numeración de la apertura es contraituitiva, es decir, un numero menor de f mayor será la apertuda y más luz dejará pasar y lo contrario, a un numero mayor de f menor será la apertura.

 

Los fabricantes de lentes suelen colocar junto a la distancia focal la apertura mínima, por ejemplo: 35mm 1:1.8, donde 1.8 es la apertura mínima del lente. Si es un zoom como los lentes de kit aparecen dos aperturas mínimas: 18-55mm 1:4-5.6, quiere decir que a 18mm su apertura mínima es 4 pero a 55mm es 5.6. También existen zoom con aperturas mínimas constantes, por ejemplo: 17-55mm 2.8, entendemos que 2.8 será su apertura mínima tanto para 17mm como para 55mm.

Profundidad de campo

Profundidad de campo

Como puedes ver en la imagen hay parte que aparece borrosa, sin foco y otra en medio que aparece enfocada, pues, esto último es lo que se conoce como profundidad de campo, un área vista desde el objetivo donde todo lo que entra en ella aparece aparece en foco, y en consecuencia todo lo que este fuera de esta fuera, tanto detrás como por delante, aparecerá fuera desenfocado.

Uno de los factores que influye sobre la profundidad de campo es la apertura, a mayor apertura menor profundidad de campo, es decir, menos cosas saldrán en foco, y a menor apertura mayor profundidad de campo tendremos.

En retratos es bastante común las profundidades de campo reducidas buscando el efecto bokeh
Para paisajes son comunes las profundidades de campo grandes

Sensibilidad IsO

De los tres este es el concepto más complicado explicar de forma sencilla, así que aquí vamos.

El ISO se refiere a la sensibilidad de nuestro material fotosensible, y con sensibilidad se refiere a la cantidad de luz que se requiere para que este reaccione, es decir, pinte algo.

El ISO es un estándar de sensibilidad el cual es independiente del fabricante, es decir 100 ISO valdrá lo mismo independientemente si la cámara la haya fabricado Fujifilm, Sony, Pentax, Olympus, etc.

El valor del ISO es proporcional a la sensibilidad, es decir, a valor de ISO más alto menos luz será necesaria para formar una imagen.

En los carretes/rollos de película la sensibilidad es fija y se especifica en la caja del mismo.

En las cámaras digitales el valor de ISO puede ajustarse en las configuraciones, pudiendo subir el mismo si la escena lo requiere, si tenemos muy poca luz.

Hay que tener cuidado al subir el ISO porque con él aparece ruido o grano en nuestra fotografía, mientras más alto sea el ISO más ruido habrá en nuestras fotografía.

Mi recomendación final es, dejar el ISO como última opción, jugar primero con los dos valores que mencioné al principio y si no queda de otra entonces si, subir el ISO.


Fuentes:
https://es.wikipedia.org/wiki/Velocidad_de_obturaci%C3%B3n
https://es.wikipedia.org/wiki/Apertura
https://es.wikipedia.org/wiki/N%C3%BAmero_f_(%C3%B3ptica)
https://es.wikipedia.org/wiki/Escala_de_sensibilidad_fotogr%C3%A1fica